“Nomadic Community Garden” (2018) and “Left for Dead” (1994), Denis Ponté

El trabajo de Denis Ponté recala en Nomadic Community Garden en Londres y nos aproxima a una experiencia comunitaria que nos recuerda, por algún momento, la Christiania de Copenhague, pero su virtud más importante es que pone en evidencia la persistencia en el tiempo de formas de vida en común cuya organización no gira entorno al trabajo remunerado, como es el caso de la comunidad —cuyos miembros se renuevan constantemente, pero que permanece como tal comunidad— de grafiteros y todo tipo de artistas existente en Nomadic Community Garden.

De otra serie de Denis Ponté “Left for Dead”, hecha en New York en 1994, hemos seleccionado una fotografía en la que aparece en primer plano el espacio urbano de la vida nómada. Tanto en esta como en las restantes fotografías (y especialmente la de los graffiteros bajo el puente), se hace patente que la vida urbana transcurre en espacios urbanos echados a perder, sin un uso claro, como es el caso de los espacios que aparecen bajo los puentes de las infraestructuras urbanas, o en las grandes superficies pavimentadas que aparecen en las ciudades que no son ni aceras ni plazas, fruto de la aplicación de los estándares de espacio vacío proporcional a la edificabilidad realizada, que cuando la edificabilidad crece mucho, da lugar a unos espacios vacíos sin un uso claro, lo cual, unido a la constante disminución del número de viandantes porque la movilidad ha sido sustituida por el transporte en vehículo particular, especialmente en los suburbios, termina creando el escenario perfecto para el desarrollo de la vida nómada.

Denis Ponté (1964, Ginebra)

denis ponté

Un fotógrafo que compagina su trabajo en el estudio, con la actividad docente en la Universidad y sus desplazamientos a través del mundo, captando lo que ven sus ojos de una manera muy directa. Dice Serge Desarnaulds (actor de Jean Luc Goddard y escritor): “Fotógrafo en el que el compromiso es manifiesto en muchas de sus obras (Left for Dead, 1994; Au bord du monde, 1995; Histoire de vivre, 1998; Face à elle, 2015). Ese compromiso, a la vez artístico y social, marca una independencia de espíritu reconocible y una ética, unida a la responsabilidad de su trabajo, así como la libertad de crear sin encaje en un marco económico limitante y fuera de toda afiliación institucional que pudiera reducir sus exigencias. Esa actitud tiene su precio y es digna de admiración. Estos diversos aspectos hacen de él un artista cuyo talento ha sido subrayado, especialmente cuando sus imágenes tienen como tema el retrato o el entorno natural y social observado durante un viaje. […] Se necesitan pocas palabras para designar este talento: un don que sabe captar el surgimiento en el momento justo, es decir en ese momento inesperado que nosotros esperamos siempre y que seguiremos esperando durante mucho tiempo desde que la fugacidad de la impresión se nos aparece y reaparece”.

Denis Ponté ha desarrollado a lo largo de su carrera numerosos proyectos artísticos de temática social. Algunos de sus trabajos más representativos son: Laissé pour mort (Ginebra, 1995), Face à Elle (Ginebra, 2015); I understand. Do you? (El Cairo, 2016), Portraites parlés (Martigny, Valais, Suiza, 2019), De cara a ellas, Fundación La Posta (Valencia, 2019), Homo Artifex, Fundación Bancaja, Sagunto, 2021 (incluye video-entrevistas). Además de la fotografía, comparte su experiencia en talleres llevados a cabo en países del África occidental.