TMI (Too Much Information)

TMI (Too much information) es una sigla que se utiliza para comunicar a otra persona en una conversación que está compartiendo demasiada información y que esta es privada o embarazosa.

TMI deriva de las redes sociales y se traslada a la muestra como forma de referirse a la gran cantidad de información a la que somos susceptibles actualmente. A su vez esta cumple la función de cuestionar el filtro personal que cada uno genera para administrar la información que recibe.

La siguiente muestra busca reflexionar sobre las formas de mediación de las imágenes dentro de los massmedia utilizando como punto de referencia tres de los diarios de mayor tirada de España y uno local, El País, El Mundo, La Vanguardia y El Levante EMV. Los diarios sirven como instrumentos de comunicación que buscan informar sobre los acontecimientos más relevantes del momento, para esto cada uno de ellos crea criterios de selección internos privilegiando ciertas noticias sobre otras. Dentro de los periódicos la portada representa el espacio más predominante, en el cual las imágenes tienen un rol privilegiado, son ellas las que retratan y connotan de diversas formas aquellos sucesos. Con la introducción de nuevas plataformas, que tienen como finalidad conectar a sus usuarios, se ha ido desencadenando una lucha entre los medios de comunicación. Nuevos espacios como Facebook, Instagram o Twitter sirven de fuente de información que permite mantener actualizados a sus espectadores sobre las noticias del momento. Estas plataformas se han consolidado ya que crean una conexión más inmediata con la realidad o con el otro, mientras que los medios como la prensa escrita se han ido convirtiendo en obsoletos.

En los nuevos medios interconectados la jerarquización de las imágenes no se ejerce desde la noción de imagen de portada, como es en el caso de los periódicos, sino que se establece desde el grado de interés que los usuarios tienen sobre ellas. Estas nuevas plataformas han permitido que los espectadores sean a su vez productores de sus imágenes, convirtiéndolos en agentes activos en la conformación de nuestro imaginario. Esta traslación de roles permite cuestionar el poder hegemónico que los medios de comunicación masiva crean sobre su público.

La muestra pone en contraste estas dos categorías de medios, para generar un espacio que nos permita reflexionar sobre las distintas formas de representación visual en la actualidad a través de los medios de comunicación.

Proceso

El material que conformará la muestra se recopilará en su totalidad durante los siete días previos a la inauguración. A lo largo de estos días se adquiriran los tres periódicos de mayor tirada en España, El País, El Mundo y La Vanguardia, y el periódico local El Levante EMV. De cada uno de ellos se recortará la imagen principal de la portada y se dispondrá en la pared colocada dentro de un sobre-carpeta que invite al espectador a consultarlo, dificultando su visión y volviéndola opaca. El diario estará colocado inmediatamente debajo de la fotografía sobre una mesa con el recorte de la portada visible.

A lo largo de los siete días de recopilación se realizará una búsqueda intensiva de imágenes en redes sociales en relación a las noticias protagonistas de las imágenes recortadas. Las imágenes recopiladas se colocarán alrededor de la fotografía recortada y oculta.

La muestra se enmarca dentro de Photon Festival, “Festival Internacional de Fotoperiodismo y fotografía documental”. Nace en 2011, de la mano de la asociación Documenta, sin ánimo de lucro, con el objetivo de acercar el fotoperiodismo a la sociedad y otorgarle el protagonismo que se merece, apostando por este como forma de comunicación y como indispensable herramienta para el cambio social.