Arte actual en València

La Posta no opera sola, sino que lo hace en un contexto de organizaciones emergentes en la ciudad de Valencia que están cambiando la faz del arte contemporáneo en esta ciudad. Nos estamos refiriendo en particular a dos espacios que han iniciado su actividad recientemente: A10 y Pols. Las tres organizaciones nos caracterizamos por ser iniciativas que parten de colectivos de comisarios y creativos, y, en ese sentido, los objetivos principales son los de pensamiento, creación y difusión de las imágenes y en general de experiencias culturales.

A10

A10 (C/ Azcárraga, 10) es un espacio dirigido por Agencia 17 (Ali A. Maderuelo y Julia Castelló) para acciones de un solo día. Este proyecto se inició en enero de 2019, como un lugar de experimentación autogestionado que propone invitar a artistas emergentes y otros agentes a desarrollar acciones de un solo día. A10 tiene como objetivo proporcionar un marco alternativo para el desarrollo de nuevos acercamientos artísticos, tanto en la producción como en el formato expositivo. Como comisarios, la práctica de Agencia 17 cuestiona el valor de las imágenes y su capacidad de transmisión, desde una perspectiva determinada por el tiempo en que vivimos. “Estamos interesados en ampliar este cuestionamiento a cualquier campo de la creación artística contemporánea” [transcrito de la web Arte Informado; se puede ver aquí].

A modo de ejemplo de las actividades que organizan, el 30 de noviembre de 2019 se presentó el proyecto colectivo «Demise: of a Dream x Smegma» con trabajos de Diego Navarro @diegovnavarro [id a ver esto, por favor], Claudia Dyboski @dyboski [ver aquí], Tea Stražičić @flufflord [ver aquí y aquí] y la actuación de Bod [包家巷] @baojiaxiang [ver aquí]. Una exposición comisariada por Ali A. Maderuelo, Julia Castelló y Guillem Sarrià.

Demise of a Dream

Del flyer de “Demise of a Dream”: “El sentido predominante de la materia en la cultura occidental moderna ha sido que es esencialmente un material pasivo, puesto en marcha por agentes humanos que lo usan como un medio de supervivencia, lo modifican como un vehículo de expresión estética e imponen significados subjetivos. Esta visión de la materia inerte como inherentemente desprovista de agencia o significado y como heterogénea para la conciencia tiene una procedencia elaborada en la ciencia y filosofía clásicas, pero también parece congruente con, y de hecho presupone, una actitud naturalista de sentido común que da por sentado un mundo natural «allá afuera» como una colección esencialmente dada de objetos. Sin embargo, ¿no es posible imaginar la materia de manera muy diferente: como tal vez una materialidad viva que se transforma a sí misma y que ya está saturada de las capacidades y el significado existencial que típicamente se encuentran en un reino separado, ideal y subjetivista?” Diana Cook, 2010.

Pols

 

Nestor García Diaz pols

 

Pols

Pols (C/ Francisco Moreno Usedo 23), integrado por Paula García-Masedo (Madrid), Carles Angel Sauri (Valencia) y Néstor García Díaz (Berlín), no tienen un lugar específico en la red en el que informar de ellos mismos y de sus actividades. Recogido de aquí y de allá, se trata de un “laboratorio de comisariado”, o sala “independiente”. Pols tiene un Instagram. Uno de sus proyectos más llamativos es “En amores inflamada”, con trabajos de M Reme Silvestre, Marina G Guerreiro, Mar Reykjavik, David Bestué, Fernando Gandasegui, Alex Reynolds, Guillermo Ros, Cyriaque Villemaux y Javi Cruz. Uno de los artistas participantes en este proyecto explica en su blog la génesis del nombre del proyecto: “Pols nos propuso a Javier Cruz y a mí [Fernando Gandasegui] titular, a modo de pieza, su primera exposición. Nosotros le pedimos a la performer Sandra Gómez que acudiera a la inauguración y, una vez allí, recogiese el flujo de oralidad, que iría fijando en mensajes de texto. El caudal de palabras achicado durante la inauguración se coló hasta una terraza de Barcelona y un coche en dirección a Móstoles, desde donde decidimos, por improbable y octosílabo, que escribiera como título la frase allí recogida EN AMORES INFLAMADA” [ver aquí].

Todavía no está claro si la aparición de estos espacios y los proyectos implícitos en ellos, que se produce en paralelo al cierre de muchas galerías comerciales, ha sido una coincidencia casual o existen causas de fondo que habría que analizar.

En cuanto a La Posta, se encuentra en proceso de reconsideración. En particular, sobre la funcionalidad de un espacio físico de dimensiones bien acotadas mientras nos persigue la epidemia; y, en relación con ello, qué rol resulta más apropiado para una web. Un buen ejemplo de ese replanteamiento es este mismo post. Se trata de una idea que inicialmente se pensó como una exposición en sala a desarrollar en la próxima temporada; posteriormente, a la vista de la epidemia, se vio que esto no iba a ser posible, y la idea se reconvirtió en un trabajo de documentación a mostrar en la web de La Posta en la pestaña de “media” (que es donde habitualmente se muestran los resultados de rastreos en la www); para terminar dándonos cuenta de que esto es una exposición …en tiempos de coronavirus.